Familias

Las familias pasan por diferentes etapas: noviazgo, constitución de la pareja, llegada de los hijos, escolaridad, adolescencia, nido vacío; cada una de las cuales poseen unas características propias y plantea diferentes necesidades y exigencias. Estas situaciones de tensión y conflicto en la familia se convierten en momentos esperables de crisis.

Nuestra labor principal como Centro de Orientación Familiar es el trabajo terapéutico con familias en situación de crisis y momentos de conflicto. Por ello, nuestro trabajo se centra en la mejora de las relaciones dentro de la familia. Tratamos de sacar los recursos de las propias familias para resolver sus problemas.

Desde SAFAMUR consideramos que un mayor conocimiento sobre estos cambios, permitirá a la familia adelantarse y preparar concienzudamente cada uno de estos momentos por los que ha de pasar. Tenemos la convicción de que a pesar de los cambios (en sus relaciones, en su estructura, en el contexto social o laboral) la familia es capaz de afrontar cada una de las nuevas situaciones, así como los desafíos que traen consigo. Es de gran importancia que los miembros de la familia mantengan una vida afectiva que les permita compartir sus experiencias: dolores, frustraciones, éxitos y felicidad.

Nuestra labor, por tanto, pasa por cuidar y mejorar el ambiente familiar, así como la calidad de sus relaciones en cada una de las etapas. Trabajamos para que las familias crezcan y evolucionen, a pesar de las crisis y dificultades.

Tratamos de restablecer los lazos familiares mediante una comunicación fluida e igualitaria, de fomentar y favorecer el sentimiento de pertenencia a la familia, de manera que la toma de decisiones, al asunción de responsabilidades (normas y roles familiares) y la distribución de tareas sean establecidos en beneficio de todo el sistema familiar, más que por los intereses personales.

Pueden acceder a nuestros servicios personas de ambos sexos, parejas o familias con problemas que afecten a la dinámica familiar.